Inicio > Investigación > Construcción de una armadura de par y nudillo

Construcción de una armadura de par y nudillo

1. Estribamiento de la armadura:

Para construir una armadura de par y nudillo, el carpintero debe recibir los muros de la obra perfectamente enrasados a nivel. Una vez cuente con ello, lo primero que debe hacer es recibir los nudillos en la coronación de los muros, que le deben servir como apoyo de las soleras que darán arranque a toda la obra de carpintería. En este punto es donde comienza el estribamiento de la futura armadura, tendiendo tirantes a lo largo de toda la nave que se pretende cubrir, en los que se realizan unos cajeados en sus extremos para poder encajar con posterioridad los estribos, impidiéndose de esta forma que los estribos se desplacen como consecuencia de los empujes que le producen los conjuntos de pares de cada faldón lateral. En sus extremos, el atirantado se llevará a cabo con las piezas del propio estribo correspondiente al testero, de modo que se proporciona un apoyo horizontal al mismo nivel para los faldones testeros como para los faldones laterales o gualderas. En aquellos casos en que se quiera mejorar la indeformabilidad del estribamiento es muy conveniente recurrir al empleo de cuadrales, entendiendo por tal una especie de estribos pero dispuestos a 45º. En determinadas ocasiones podemos encontrarnos con un nuevo elemento, llamado aguilón, cuya función consiste en rigidizar la unión a medias maderas de los extremos del estribo ligándolo a su vez al cuadral.

2. Faldones laterales de la armadrura (gualderas):

Una vez afianzado correctamente el estribo, se comienza el montaje de la armadura.”El primer elemento que se coloca es el almizate, apoyado provisionalmente sobre un andamiaje que se asienta sobre los tirantes de la armadura, que también servirán de apoyo de todo el andamiaje auxiliar que sea necesario en el transcurso de la obra. Sobre este almizate se basculan los faldones laterales cuyas bases estarán afianzadas en los estribos; este proceso de montaje es el que obliga a adoptar la peculiar forma de ensamble entre nudillo y pares de las armaduras españolas, y ofrece la ventaja de poder prefabricar la armadura en grandes paños. Los pares tienen en su base un corte que les proporciona un plano horizontal de asiento sobre el estribo, y uno más corto vertical, que al apoyar sobre el lateral del estribo impide el desplazamiento hacia atrás debido al empuje”[1]. Colocados los faldones laterales con las gargantas de los pares perfectamente encajadas entre los cornezuelos de los nudillos, se clavan las cabezas de los pares sobre la hilera.

3. Faldones testero de la armadura:

De este modo, sólo queda para que la armadura esté terminada desde el punto de vista estructural, colocar los testeros de cada extremo, que como hemos dicho con anterioridad inferiormente apoyarán sus pares sobre los estribos de los extremos, y superiormente sus gargantas se trabarán sobre los cornezuelos practicados en los peinazos, que se encuentran trabados a los nudillos finales del almizate. La longitud de los pares correspondientes a los faldones testeros apenas supera la necesaria para rebajar en ellos las gargantas, de modo que los pares de los testeros rara vez llegan a la hilera


[1] NUERE MATAUCO, E., La carpintería de armar…, p. 118-119.

About these ads
Categorías:Investigación
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: